casa Montero
Casa Montero CSIC CCHs
LA INVESTIGACIÓN

Proceso de investigación

El proceso de investigación de la mina de Casa Montero ha constado de varias fases y actuaciones, en las que han participado más de 300 personas entre arqueólogos, auxiliares y especialistas de distintas disciplinas. Desde los estudios preliminares en el trazado de la M-50 en 2003 hasta el final de las excavaciones en agosto de 2006, la empresa Trabajos de Arqueología y Restauración, Soc. Coop. Mad. fue responsable de todos los trabajos arqueológicos realizados.

Prospecciones y sondeos: Se efectuaron tres intervenciones arqueológicas mediante la realización de prospecciones sistemáticas con sondeos en la superficie del yacimiento y sus alrededores. Los objetivos de tales intervenciones fueron, en primer lugar, localizar la mina y establecer una primera zona de cautela en el área afectada por la carretera M-50 (primavera – verano de 2003). Ya en la primavera de 2004, una vez concluida la primera campaña de excavación y a fin de diseñar un nuevo trazado de la carretera, hubo que comprobar la posible extensión de la mina en las zonas contiguas al área inicial de excavación. Por último, se procedió a delimitar espacialmente la prolongación confirmada de las evidencias mineras hacia el oeste así como localizar potenciales espacios de hábitat ligados a la explotación minera en esta zona (verano de 2005).

Campañas de excavación: La excavación del yacimiento se realizó en tres campañas por circunstancias relacionadas con cuestiones prácticas y metodológicas. Sobre la superficie inicial abierta (24.000 m²) se desarrollaron los primeros trabajos arqueológicos que permitieron reconocer la importancia e interés científico del yacimiento. Concluyeron con la excavación de 212 estructuras (125 neolíticas, 26 de la Edad del bronce, 12 modernas y 49 indeterminadas), a la espera de reanudar la excavación una vez diseñado el nuevo trazado de la carretera, que finalmente preservaría un 60% del yacimiento. En la segunda campaña, el área del yacimiento aumentó a 4 ha. y como consecuencia de la intervención de los servicios de prevención de riesgos laborales sólo se pudo excavar 36 estructuras completas de las 154 comenzadas. Los trabajos se retomaron en la tercera y última campaña, en la cual se adecuaron las medidas de seguridad mediante un nuevo método de excavación y se aplicó un muestreo sistemático para asegurar un volumen de información estadísticamente significativo. La campaña concluyó con la excavación de 221 nuevas estructuras (184 neolíticas, 2 modernas y 35 indeterminadas). Tras la adecuada protección de la zona preservada del yacimiento se dio paso a la construcción de la carretera.

Estudio del registro arqueológico: El estudio del material y de la documentación arqueológica se desarrolló inicialmente en paralelo a los trabajos de excavación, tanto para procesar la inmensa cantidad de industria lítica recuperada de los pozos mineros, como para exponer los resultados en diversos estudios preliminares. Pero hasta el término de las excavaciones no se realizó el estudio integral de la mina, dentro del que se ha venido en denominar “Proyecto Casa Montero”.

Prospección del área de afección de la obra que permitió localizar el yacimiento.
Foto: Equipo Casa Montero
Imagen 1 de 18
 
2011 @ CSIC Contacto: casamontero@cchs.csic.es Optimizado para 1024x728
 
image #2 image #2 image #2 image #2 image #2 image #2 image #2 image #2 image #2 image #2 image #2 image #2 image #2 image #2 image #2 image #2 image #2